La Navidad cambio para mí.

Hace casi dos años que cambiaron las Navidades para mi familia. Como casi mucha gente que ha perdido a un ser querido. Y más estas fechas ya no es por la connotación religiosa, sino para mi se convirtieron en una reunión familiar, donde se siente el espíritu navideño y no son los anuncios de consumismo. Se siente otro aire, otro clima, pues volvemos a nuestros recuerdos infantiles, nuestro niño/a interior  vuelve a tener ilusión como aquellos años.

Realmente vivimos la Navidad a través de  nuestro niño interior.

Por ello, tras envolverme en ese espíritu navideño, me vienen los recuerdos de mis navidades, de como miraba a mis padres, de como sentía y creía en la magia de la Navidad. A día de hoy, sigo creyendo en esa magia pero de diferente manera. Veo el legado que me han dejado mis padres, mi herencia familiar, el amor. Y eso hace que siga mirando las Navidades como son: MÁGICAS.

Para mi familia, por las fechas que mi padre nos dejo, un 29 de diciembre… Quien nos iba a decir que el día 25 iba a ser el último día que iba a comer con mi padre un cocido y rodeado de mis primos, quien me iba a decir que aquel abrazo iba a ser el último, quien me iba  decir que su olor iba a ser lo último que se quedaría en mi abrigo, quien me iba a decir que aquel “¡Hija mía, te quiero!” iba a ser el último.

Por eso, cada vez siento que para muchos e incluido para mi es lo  último que voy hacer con ellos, por eso lo vivo intensamente, no con tristeza sino con gratitud diciendo sigo respirando/te.

 

la foto (3)

Tras mi vuelta de India, y ver como viven la muerte. Hace que me plante como en la sociedad occidental nos educaron con el amor de apego, nos aferramos a la perdida y no en la ganancia de que estoy aquí gracias a ti. Los hindús creen que pasas a otra vida, por que lamentarse si nos volveremos a encontrar…

 

 

Se va acercando la fecha y siento nostalgia, no lo puedo negar y seria auto engañarme y dejar las emociones a un lado. Y yo se que no seria yo. No me escondo, no tengo pudor de llorar en público, ni pretendo dar pena, lloro igual que rió. Simple y llanamente sigo viva.

Las navidades cambian incluido nosotros…

Es mi cuerpo y decido.

Llevamos más de un año y medio, leyendo noticias, de la nueva Ley del Aborto, y hace tan solo ni 24 horas ha sido aprobada…Sigo sin entender como hace más de 30 años se aprobó una ley que avanzábamos y estamos en el 2013 y volvemos como al principio. Sigo sin entender como un HOMBRE, decide sobre mi vientre, sobre mi decisión de elegir en la vida, por que si decido algo tan importantes es por varias razones que ahora con tanta reforma y recortes que ellos mismos han decidido, hace que tome una elección tan dura.

Como quieren que una mujer pueda dar a luz a un niño si

… tengo que pagar una hipoteca al banco y no me deja respirar.

… Si no hay trabajo para poder cubrir las necesidades del niño.

… Si sigue habiendo desigualdades en las nominas entre hombres y mujeres.

… Si ya no existen prácticamente ayudas.

… Si no tengo un contrato estable, pues le habéis beneficiado al empresario.

… Cuando vas a un trabajo y tienes miedo de decir que estas embarazada por si te echan y no hay ley alguna que nos ampare

… El feto tiene malformaciones y mis recursos son limitados para sus necesidades y ni apoyáis a las familias.

… Si existen recortes en educación y en profesorado especifico para niños con discapacidades.

Si prácticamente TODO os lo habéis cargado y encima queréis que traiga a un niño, con discapacidades o no a este mundo que VOSOTROS como políticos lo habéis creado. Como teneos la santa decencia de decidir en mi vida y mis circunstancia, bastante tengo con pagar impuestos, comer, pagar hipoteca y encima decidís por mi? Pero quienes sois vosotros para decidir. El puesto de político se creo para gestionar un país no para decidir la vida de los demás.

Yo como ciudadana decido sobre mi vida, elijo, voto como obligación y derecho que tengo a que mis “representantes” , elijo mi FÉ, elijo una educación libre equitativa… DEJAR YA DE DECIDIR. En la constitución española dice que soy una ciudadana libre con derechos y obligaciones que soy LIBRE. Pues aquí Señor Gallardón, me hace ser esclava de un sistema que “creo lo mejor para la iglesia” .

Dejen mi vida SEXUAL, mi VIENTRE, mi MENTE en PAZ